¿Es Navisworks adecuado para la gestión de incidencias?

¿Es Navisworks adecuado para la gestión de incidencias?

La validación y la detección de colisiones se están integrando cada vez más en proyectos de construcción BIM  por todo el mundo. Varias aplicaciones están disponibles para detectar y documentar dichos conflictos. Navisworks es una de estas herramientas y es usada para gestionar y compartir colisiones de modelos. Proporciona dos métodos por separado para realizar estas tares. En este blog te las explicaremos y te ayudaremos a decidir cuál es la mejor para ti. 

Está claro que al lidiar con una grán cantidad de colisiones, preferirías una gestón que funcione y que no requiera mucho tiempo. Navisworks proporciona dos métodos distintos para realizar las tareas. 

Método 1: Usando el "Clash detective"

La forma más obvia de administrar y compartir los resultados de sus colisiones es, por supuesto, a través del propio detective de colisiones. Este método comienza con el flujo de trabajo tradicional de Navisworks:

Pasos  
1 Los distintos modelos se adjuntan al proyecto.
2 Se pueden definir y realizar una o más pruebas de colisiones.
3 Cada resultado de colisión individual puede asignarse a un miembro del equipo y se pueden proporcionar comentarios
4 Comparte el proyecto como un archivo .NWD con el equipo
5 Los ingenieros pueden encontrar sus incidencias, revisarlas y / o resolverlas
6 A través de la función "switchback", el ingeniero irá directamente a la ubicación correcta dentro del modelo de Revit y los arreglará.
7 Los pasos 2-6 deben repetirse hasta que se resuelvan todos los conflictos (relevantes)

Durante este proceso, las incidencias se pueden clasificar en grupos para organizar las colisiones. Aunque esto puede ser una tarea tediosa, hay complementos disponibles que hacen un buen trabajo automatizado.

¿Cuáles son las desventajas de usar Clash Detective?

Cuando utilizas Navisworks como repositorio central para compartir y gestionar incidencias, no aprovechas las funciones que ofrecen los servicios modernos "basados en la nube", ya que se trata de una metodología basada en archivos. Esto puede resultar en las siguientes desventajas.

Acceso limitado a datos

El mayor requisito de cualquier flujo de trabajo de gestión de incidencias es que los miembros del equipo involucrados siempre deben tener acceso a los datos de incidencias más recientes. Y de inmediato esto destaca la mayor desventaja del detective de colisiones. Cada ingeniero debe tener una versión completa de Navisworks Manage, ya que el detective de colisiones solo está disponible en esta edición.

Gestión de incidencias limitada

Las herramientas que se ofrecen para gestionar las colisiones son limitadas. Si bien las incidencias se pueden asignar y comentar, no se pueden ordenar o categorizar dándoles una prioridad, un hito o cualquier otro metadato que pueda ser útil a la hora de gestionar un gran número de incidencias.

No es un recurso compartido

La comunicación en este flujo de trabajo de Navisworks no es bidireccional. Los archivos de proyecto de Navisworks generalmente no son un recurso compartido y los datos se comparten a través de archivos NWD. Cualquier comentario colocado en estos se puede guardar y reenviar una y otra vez, lo que resulta en un intercambio continuo de archivos con una gran cantidad de duplicados o información desactualizada.



 

No hay una única fuente verdadera

Cuando se usa Navisworks, básicamente no hay un sistema de retroalimentación. El flujo de trabajo se basa en que las colisiones se informen, aborden y verifiquen como resueltas. No existe un mecanismo para comunicar o coordinar con otros. Sin embargo, esta retroalimentación es esencial a medida que se confía en más y más partes interesadas para que contribuyan con su experiencia para resolver colisiones de la mejor manera posible. El resultado es que esto debe hacerse fuera del sistema de gestión de incidencias o se debe esperar hasta que se discutan las colisiones en una reunión periódica de BIM, lo que a menudo es un retraso innecesario.

Sin pista de auditoría

Poder auditar cualquier incidencia y ver quién hizo qué y cuándo, es un requisito en muchas organizaciones, ya que puede librarte de tener discusiones y litigios. Saber quién creó una incidencia, aprobó su resolución y la cerró, a menudo no es posible utilizando el detective de colsiones.

Método 2: Usando puntos de vista guardados

El segundo método es compartir los resultados de la prueba como un informe de punto de vista guardado. Aunque no es tan flexible como trabajar directamente desde el detective de colisiones, tiene la ventaja de trabajar con aquellos que no tienen la aplicación Navisworks Manage completa. Esto da como resultado el siguiente flujo de trabajo:

Pasos  
1 Los distintos modelos se adjuntan al proyecto.
2 Se pueden definir y realizar una o más pruebas de colisión.
3 Crea un informe de la ventana gráfica y comparte este informe con el equipo (por correo, carpeta de red, etc.)
4 Los ingenieros pueden encontrar sus incidencias, revisarlas
5 El ingeniero debe ir manualmente a la ubicación correcta dentro del modelo y arreglarlas
6 Los pasos 2-5 deben repetirse hasta que se resuelvan todas las colisiones (relevantes)

Las desventajas de usar puntos de vista guardados

Al igual que el método 1, utiliza una metodología basada en archivos para compartir colisiones. Por lo tanto, los puntos de vista compartidos tienen las mismas desventajas que el método 1. Y también hay un inconveniente adicional. Es decir, los puntos de vista compartidos no se pueden asignar a un miembro del equipo, por lo que descubrir qué colisiones se deben de resolver requerirá mucha búsqueda o mucho trabajo de preparación. Por ejemplo, puede asegurarse de que se hayan ordenado en carpetas por miembro del equipo.

Las ventajas de utilizar puntos de vista guardados

Sin embargo, este método tiene dos grandes ventajas sobre el detective de colisiones. Las incidencias creadas manualmente durante una inspección visual se pueden almacenar como un punto de vista guardado.
Además, se pueden ver en todas las ediciones de Navisworks, incluida la edición gratuita Freedom. Sin embargo, tenga en cuenta que Navisworks Freedom no admite la función de retroceso.

Conclusión

Navisworks es una opción viable para la detección y gestión de colisiones. Pero no importa qué método elija, ambos realmente no son compatibles con un flujo de trabajo openBIM. El acceso a los datos de conflictos siempre requerirá que Navisworks esté presente en el sistema. Y la función de retroceso solo funcionará con Revit. Los miembros del equipo que utilicen otras herramientas de modelado deberán basarse en una comparación lado a lado. Además, dado que la creación de incidencias no se limita a una sola parte, es probable que se esté ejecutando más de un proceso de validación.

Esta incapacidad para trabajar y gestionar incidencias entre múltiples partes interesadas y diferentes tipos de software, por lo tanto, probablemente solo sea posible con la ayuda de servicios o soluciones externos. La opción más exitosa probablemente sería una solución de seguimiento de incidencias BIM que sea:

  • Basado en estándares abiertos como BCF IFC para garantizar que todos los miembros del equipo puedan acceder al modelo y emitir datos.
  • No utilizar el método basado en archivos para compartir archivos para evitar un flujo de trabajo ineficaz.
  • Basado en la nube para brindar acceso en cualquier momento y lugar.