Resolver incidencias en modelos BIM efectivamente - Cloud vs archivo

Resolver incidencias en modelos BIM efectivamente - Cloud vs archivo

Un proceso BIM eficaz da como resultado un modelo BIM de mayor calidad. También ahorra tiempo, costos y frustraciones durante la fase de diseño y construcción. Una parte importante del proceso BIM es la resolución de resultados de verificación de modelos (incidencias y colisiones) del software como Navisworks o Solibri. Posteriormente, existe una pequeña variedad de software en el mercado que ayuda a organizar, monitorear y resolver estas colisiones e incidencias encontradas.

Es fundamental darse cuenta de que el software de gestión de incidencias es realmente eficaz si aporta un alto nivel de integración con los procesos y modelos BIM. ¿Por qué? Cuanto mejor sea el nivel de integración, menos espacio habrá para errores, mala comunicación y confusión.

Integración: más que intercambiabilidad.

Hay dos formas de trabajar con el gestor de incidencias BIM: en función de archivos y en función de la nube(Cloud). Ambas utilizan BIM Collaboration Format (BCF) para crear, compartir y ajustar archivos. Basado en este formato intercambiable, los desarrolladores de software prometen una integración óptima con diferentes herramientas BIM. De hecho, BCF ofrece muchas posibilidades, pero la gestión eficaz de incidencias es más que intercambiabilidad. Procesar las incidencias de archivos, trabajar sobre dichas y compartir información requiere un flujo de trabajo impecable. Una forma de trabajar basada en la nube ofrece numerosas ventajas sobre la base de archivos, por ejemplo: conocimiento, descripción general, eficiencia y efectividad. Una explicación:
 

Basado en archivos: desafiante


Con una forma de trabajo basada en archivos, cada miembro del equipo crea archivos separados (BCF) para describir, comunicar y resolver un conjunto de incidencias. De hecho, crean un archivo basado en otros archivos, que pueden contener incidencias nuevas y existentes, nuevos comentarios o cambios de estado.

Esto tiene varias desventajas:

  • Al crear archivos por separado de incidencias,  cada incidencia en el archivo sigue su propia ruta a través de las fases: descripción, comunicación, desarrollo de soluciones, resolución de incidencias, comunicación con el equipo, cierre y archivo dentro de ese archivo. Está bien cuando se manejan una docena de problemas, sin embargo, cuando el número de incidencias comienza a superar los 100 o incluso los 10.000 (lo cual es bastante común), se requiere una administración precisa de los archivos.
  • Trabajar con archivos por separado lleva a la confusión fácilmente. Diferentes miembros del equipo crean numerosos archivos, duplicados y versiones.Esto induce al riesgo de trabajar con información desactualizada, falta de información y versiones contradictorias.
  • Los archivos separados, dividen al equipo. No todo el mundo está continuamente al tanto del estado más reciente de todo. Las diferentes disciplinas no pueden mejorarse entre sí y encontrar mejores soluciones.
  • Métodos en función de archivos no soportan la categorización de las incidencias. No existe una plataforma central para gestionar incidencias por estado, hitos o prioridades. Esto debe organizarse por separado en un software de gestión de proyectos, hojas de cálculo o codificación de archivos.
  • Los métodos basados en archivos provocan retrasos. Las incidencias se dirijen por sólo uno o algunos miembros del equipo, el estado, los resultados y la superposición entre disciplinas deben discutirse en reuniones integrales del equipo.En general, podemos decir: debido a que los métodos basados en archivos funcionan a través de archivos separados, dan como resultado ' múltiples verdades '. Esto ejerce una gran presión sobre el BIM (Issue File) Manager para que proporcione una retroalimentación de circuito cerrado, una administración confiable de archivos y una administración de proyectos. Se puede hacer, pero es muy desafiante.

 
Basados en la nube: la única funte verdadera

Una herramienta de gestión de incidencias basada en la nube ofrece ventajas para una gestión eficaz de las incidencias. En primer lugar: es una "única fuente verdadera", una ubicación central donde se recopilan y gestionan todos las incidencias. Veamos eso con más detalle:
 

  • Todas las incidencias en un sitio - En cualquiera de los software compatibles, se pueden crear incidencias, asígnalas a un profesional responsable, gestióneaas a lo largo del tiempo y aprueba la resolución de las incidencias. Esto reúne un resumen y una percepción en un solo lugar. ¡Todos estarán siempre trabajando con archivos actualizados!
  • Toda la comunicación en un sitio - Todo lo que se hace y se comunica se almacena en un solo lugar. La confusión sobre archivos, versiones y acciones es cosa del pasado. Los miembros del equipo pueden incluso recibir notificaciones sobre cambios y acciones deseadas.
  • Toda la gestión del proyecto en un sitio - El manejo centralizado de todos los archivos permite la categorización. Agregar etiquetas a incidencias como estado, prioridad, hitos, disciplinas y grupos mantiene una gestión eficaz de incidencias / proyectos. Puedes filtrar incidencias en base de sus propiedades, priorizarlos, cambiar todas las inciencias de un determinado hito a otro, trabajar centrado en una disciplina y trabajar eficazmente en grupos.
  • Transparencia -  Una forma de trabajo basada en la nube proporciona total transparencia al equipo. Todas las incidencias, estados y comunicaciones son visibles para todos. De esta manera, todos están involucrados, pueden contribuir a las soluciones y (casi) hace que las reuniones de equipo se vuelvan obsoletas: el proceso de gestión de incidencias se vuelve continuo, independiente del lugar y el tiempo.
  • Historial - Todos los datos, la comunicación y la actividad se registran en un solo lugar. Esto crea un rastro de incidencias histórico que sustenta: retroalimentación a los miembros del equipo, evaluación del proceso y resultados, y archivo de puntos de prueba para eventuales discusiones legales.
  • Accesibilidad - En BIMcollab, el centro central de gestión de incidencias, la colaboración se simplifica. El espacio es accesible desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo a través de un navegador web moderno. 
  • Integración – Una integración perfecta de la gestión de incidencias en todas las herramientas y procesos BIM es esencial para beneficiarse de todas las ventajas de una forma de trabajo basada en la nube. BIMcollab se conecta a cualquier herramienta BIM importante. Esto significa que los miembros del equipo pueden trabajar en tiempo real en las incidencias directamente desde su software BIM deseado, como ARCHICAD, Revit, Navisworks, Tekla Structures y más. Los complementos de BCF Manager manejan la comunicación entre la aplicación de software específica y BIMcollab.

Conclusión

BIM fue creado para hacer un uso efectivo del conocimiento compartido de todas las personas(disciplinas) implicadas. ¿Por qué no aplicarlo también a BIM Issue Management? Con una solución de gestión de incidencias basada en la nube, podrás contar con una eficiencia, control y contribución óptimos de todos los miembros del equipo involucrados. El software guía y ayuda en cada paso del proceso, lo que ahorra bastante tiempo y hace que los equipos dependan menos de un BIM Manager que tiene la obligación de administrar y fusionar todos los archivos de incidencias. Podrás usar tu tiempo para la resolución real de las incidencias, produciendo mejores modelos BIM, resultando en mejores edificios al final.